La verdadera grosería por Xóchitl Galvéz

Es curioso que una ex-secretaria de estado se dé cuenta hasta ahora, de lo que ella misma define como una auténtica grosería, por lo demás, todo es cierto. ¡Ni la Real Academia de la Lengua da una mejor definición!

La verdadera grosería por Xóchitl Galvéz

A Xóchitl Galvéz se le acusó de grosera en una entrevista y contestó lo que está a continuación:

¿Que es Grosería?

 

GROSERÍA es que el salario mínimo de un trabajador sea de $54.00 al día, (1,620 al mes) y el de un diputado de $200,000.00 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a $350,000.00.

Grosería es que un catedrático de cualquier universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera.

Grosería es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

Grosería es comparar la jubilación de un diputado con la de una viuda, o la de un profesionista.

Grosería es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis, según el caso y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.

Grosería es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del ISR.

Grosería es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes o compadres, con sueldo) que ya desearían los técnicos más calificados.

Grosería es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

Grosería es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (¡¡Y no digamos intelectual o cultural!!).

Grosería es el costo que representa para los ciudadanos, sus comidas, coches oficiales, chóferes, celulares, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Grosería es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa -a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos- y unos 82 días en verano).

Grosería es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.

Grosería es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

Grosería es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios sólo representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos…

Grosería es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, ¿hablan de política social y derechos sociales?

 

La verdadera grosería por Xóchitl Galvéz

¡¡¡Qué grosería!!!.

3 Comments on "La verdadera grosería por Xóchitl Galvéz"

  1. LA SRA. GÁLVEZ ESTÁ COMO EL BURRO, HABLANDO DE OREJAS,
    HA VIVIDO TODO EL TIEMPO DEL ERARIO Y AHORA SI, MUY HONESTA Y MUY HONRADA HABLA MAL DE LO QUE ELLA TAMBIÉN DURANTE MUCHOS AÑOS HA APAPACHADO. (COMO NO ESTÁ EL PRI CON LA CANASTA COMPLETA, YA SE VALE DARLE DE PATADAS AL PESEBRE)

  2. Es verdad lo que la señora Gàlvez afirma, làstima que tambièn nos ha exprimido el bolsillo a los que sì trabajamos

  3. Es una muy triste realidad, que se ha dado en toda nuestra historia, en todos los partidos políticos y hasta con personajes como tezozomoc. El cobo de impuestos, derechos y aprovechamientos es ingente, inequitativo y por tanto insolente y como diría el | marzo 13, 2014 at 10:50 am | Responder

    Es una muy triste realidad, que se ha dado en toda nuestra historia, en todos los partidos políticos y hasta con personajes como tezozomoc.
    El cobro de impuestos derechos y aprovechamientos es ingente, inequitativo y por tanto insolente y como dijo el tlacuache garizurieta, para ellos (ejecutivo, legislativo y judicial, así como los que a ellos se incrustan, como el pez piloto al tiburón, concluyendo y suicidándose garizurieta “vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error”, aunque muchos si no todos no sepan ni quién fue garizurieta, pero sí concuerdan con lo que éste personaje dicen que expresó antes de quitarse la vida por éste sufrimiento. Además encuentran la forma de permanecer en el presupuesto saltándo los pocos frenos que la legislación impone a los disque “servidores públicos”, a quienes el pueblo define por sus acciones como los “amitos” o sus usías o señorías.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Leave a comment

Your email address will not be published.


*