Consejos que te recomendamos tomar en cuenta en el embarazo

Consejos que te recomendamos tomar en cuenta en el embarazo

Consejos que te recomendamos tomar en cuenta en el embarazo

El conocer la nueva noticia en la mayoría de las ocasiones es algo que nos alegra, desafortunadamente otras veces no, pero siempre tenemos que prepararnos para este gran evento. Tu doctor te va a dar muchas recomendaciones, pero aquí pretendo mostrarte algunas que no son medicas y otras que lo pueden ser pero siempre útiles.

Ve a Liverpool y pon tu mesa de regalos. Esto te dará la oportunidad de que los regalos para la nueva personita sean registrados y te den dinero extra en monedero electrónico; Así aunque tus conocidos no te regalen algo que en cualquier caso podrías cambiar por algo realmente útil o necesario, podrás obtener una pañalera gratis además de un porcentaje de regalo de tus compras y las de tu circulo social.

Un consejo para que balances tu presupuesto es comprar pañales cada vez que vallas al supermercado principalmente de la etapa 5 ya que estos non de los que mas vas a usar y procura que que te regalen menos de los de recién nacido ya que solo se usan muy poco tiempo.
No compres toallas húmedas hasta que las necesites ya que se secan.

Consulta a tu doctor desde que sepas la buena noticia (“o la noticia”) y regularmente cada mes o cuando te lo pida. En este caso no es solo tu salud la que esta en juego también la de una vida inocente por lo que es importante que sigas sus recomendaciones y medicamentos.

Recuerda que vas a subir de peso (o que tu pareja va a aumentar su volumen) esto es normal y si tu eres la que lleva el bebe adentro vas a requerir que te ayuden con el fortalecimiento de tu autoestima así que tu pareja o si eres la pareja ayuda a la futura mama a que se sienta querida y apoyada; la verdad es que una mujer embarazada se sigue viendo hermosa.

Comparte el embarazo con tu pareja, lo deseable es compartir todo, pero no se puede compartir si no existe previamente una buena comunicación. En los momentos de fatiga, angustia, dudas o inquietudes, encuentra en él el apoyo moral y material que necesitas. comparte con tu pareja todos los cambios y sentimientos que se van produciendo en los nueve meses, disfrutar de la maravillosa experiencia que es tu embarazo. Si no puedes compartirlo, no es aconsejable que estés sola ya que necesitas ser escuchada y apoyada en los momentos difíciles, busca una persona de tu confianza. La vivencia de este proceso es demasiado intensa para no ser compartida.

Es muy importante consumir 400 microgramos de ácido folico diariamente de preferencia desde antes del embarazo para reducir los riesgos congénitos del cerebro y de la espina dorsal. Aquellas mujeres que tienen posibilidad de quedar embarazadas deben tomar a diario una vitamina de ácido fólico. Es igual de importante observar una dieta saludable con alimentos enriquecidos como productos a base de cereales y alimentos con fuentes naturales de ácido folico como jugo de naranja, legumbres de hojas verdes, frijoles, cacahuates, brocoli, espárragos, alubias y lentejas.
Si tu doctor te recomienda una cesárea pide una segunda o tercera opinión medica, es probable que tu doctor lo vea mas como negocio o un trabajo fácil y rápido sin complicaciones.

La práctica de Yoga, las caminatas, la natación y el ejercicio en una bicicleta fija son por lo general ejercicios sin riesgo para las embarazadas. Sin embargo consulte siempre con su médico antes de empezar cualquier clase de ejercicio, en especial durante el embarazo.

Evita la manipulación de sustancias toxicas y la manipulación ambiental de ellas.

la Lactancia es la opción más saludable tanto para usted como para su bebé. Hable con su médico o su nutriologo, su familia y sus amigos, así como con su empleador o patrón sobre la forma que ha escogido para alimentar a su bebé y cómo pueden ellos apoyar su decisión.
La Propensión a la náusea, las molestias estomacales y los malestares matutinos son comunes durante el embarazo. Las comidas que normalmente le gustan pueden darle asco. Puede necesitar cambiarlas por otros alimentos nutritivos. Cinco o seis comidas livianas al día pueden sentarle mejor que tres comidas grandes. Eso normalmente sucede en la primera parte del embarazo en los primeros tres o cuatro meses.

Beba más líquidos (agua es mejor) durante el embarazo para ayudar a su cuerpo a compensar el aumento del volumen de sangre. Beba al menos 6 a 8 vasos diarios de agua, jugo de fruta o leche. Una buena manera de saber si está bebiendo suficiente líquido es si su orina aparece de un color claro, casi como el agua, o de un color amarillo muy pálido.

Las Drogas lícitas tales como el alcohol y el café no deben tomarse a la ligera y son consideraciones importantes para la mujer embarazada. No existe cantidad de alcohol sin riesgo que una mujer pueda beber estando embarazada. El síndrome de alcohol en el feto, es un trastorno caracterizado por un crecimiento retardado, anormalidades faciales y disfunción del sistema nervioso central, lo causa el consumo de alcohol de una mujer durante su embarazo. La cafeína, que se encuentra en el té, el café, las bebidas no alcohólicas y el chocolate, también deberían limitarse. No deje de leer las etiquetas si está en plan de reducir la cafeína durante el embarazo. ¡Más de 200 alimentos, bebidas y medicamentos comprados sin receta contienen cafeína!

Fumar durante el embarazo puede producir bajo peso en el bebé. El tabaco ha sido asociado con la infertilidad, los abortos espontáneos, los embarazos tubáricos y la mortalidad y morbilidad infantil. Por otra parte, fumar puede causar incapacidades de aprendizaje a largo plazo. Si usted fuma, debe tratar de no hacerlo más. El ser un fumador pasivo es decir el humo secundario también puede ser nocivo para la madre y su bebé en crecimiento. Es una buena idea pedir a las personas que estén a su alrededor que no fumen o retirarse durante su embarazo y después del nacimiento del bebé.

Evita tener contacto con enfermos infesto-contogiosos sobre todo en el primer trimestre.

Ingiera 30 miligramos de hierro durante su embarazo, o mejor aun como se lo prescriba su médico, para reducir el riesgo de anemia más tarde en el embarazo. Todas las mujeres en edad de procrear deben observar una dieta rica en hierro.

Jamás supere sus limitaciones. Informe a su médico si experimenta una de las condiciones siguientes: dolor de cualquier clase, cólicos fuertes, contracciones uterinas a 20 minutos de intervalo, sangrado vaginal, pérdida de líquido amniótico, mareos, desmayos, respiración difícil, palpitaciones, taquicardia (latidos acelerados del corazón), náusea o vómitos constantes, dificultades al caminar, edema (hinchazón de las coyunturas) o si su bebé manifiesta menor actividad.

Muchos padres saben lo difícil que es lograr dormir bien durante los meses posteriores al nacimiento de su bebé, pero nadie se imagina que también es difícil conciliar el sueño durante el embarazo. Duerma, pero duerma bastante, asegúrese de descansar bien. Es aconsejable acostarse de lado lo la mayor parte del tiempo, en particular sobre el lado izquierdo, porque esa posición permite una mejor circulación para su bebé y ayuda a reducir la hinchazón.

Lavarse las manos a lo largo del día es importante, en especial después de tocar carne cruda o utilizar el cuarto de baño. Esto puede ayudar a prevenir la propagación de muchos virus y bacterias que causan infecciones.
Cuídate el abdomen, la aparición de estrías no sólo responde a la deshidratacion de la piel o al estiramiento de las fibras musculares, también parece que intervienen factores genéticos. Para evitarlas te aconsejamos aseo corporal con un jabón no agresivo, utiliza tras la ducha o el baño una crema antiestrías o aceite de almendras dulces, o aceite de oliva en el abdomen, caderas, glúteos y mamas. Realiza también ejercicio físico diariamente. En caso de que necesites utilizar una faja, utiliza una especifica para embarazadas, pero no antes del la semana 20 de embarazo.
Cuidado con el pecho, las mamas durante el embarazo aumentan de tamaño y tienen mayor turgencia y sensibilidad. Merecen especial cuidado por su esencial función en la nutrición del recién nacido. El aseo cotidiano con jabón neutro y productos hidratantes son imprescindibles.
Tienes que preparar los pezones para la lactancia. Se puede preparar 6 u 8 semanas antes del parto siguiendo los siguientes pasos:

  • Después de lavarte los pezones y areolas, secalos con una toalla áspera, pero sin frotar fuerte.
  • Aplícate una crema que contenga Vitamina A, y déjalos al aire hasta que se sequen.
  • Haz ejercicios para fortalecer y reafirmar los pezones, hazlos rodar entre los dedos una o dos veces por día.

La depilación con cera fría o caliente está contraindicada durante el embarazo. La cera caliente en las piernas es perjudicial en mujeres que presenten varices.

Debes vestir con prendas amplias, cómodas y atractivas, que no opriman. La ropa interior se aconseja que sea de algodón o fibras naturales. Las pantis que sean de tejidos muy elásticos, autoajustables y que favorezcan la circulación venosa. En caso de varices, se recomiendan medias de mediana compresión. No se deben utilizar zapatos de tacón ni totalmente planos. El calzado aconsejable es con tacón ancho y bajo.

Te conviene tener a mano una libreta donde apuntar todas las dudas, preocupaciones e inquietudes para después poder revisarlas con tu ginecólogo.

Durante el segundo trimestre coincidiendo con tu primera percepción de los movimientos de tu hijo, también se inician las percepciones que el niño siente y recuerda. Es el momento oportuno para comunicarte con él, se aconseja además de hablar con el feto durante la gestación, ponerle música y cantarle las mismas canciones. Se ha comprobado que estos niños tienen mayor nivel de comunicación y más capacidad para el aprendizaje de la música.

Si comienza a fluir líquido por la vagina de forma incontenible, probablemente será que has roto la bolsa. Observa su color, olor y cantidad, y disponte a salir hacia el hospital.

Cuando empieces a notar molestias que te hagan suponer que el parto se va a desencadenar, restringe la ingesta de alimentos, podrá ser un impedimento si fuera necesario aplicar una anestesia general.

Si vas a dar a luz en un hospital, no necesitas nada, ya que todo está preparado para ti y tu bebe. Puedes limitarte a llevar una pequeña maleta con objetos de aseo personal, la bata y pantuflas o sandalias.

Si vas a dar a luz en una clínica privada debes llevar tu ropa y la del bebe. Pon en tu maleta tres camisones de algodón, abiertos por delante, dos brasieres, de una talla más grande que el habitual, una faja postparto, una bata de algodón o de lana en dependiendo de la estación, unas zapatillas, la maleta con jabón, cepillo de dientes, pasta de dientes, crema para la piel, un shampoo seco, sacaleches, discos para los pezones, y compresas de algodón y muy pero muy importante toallas femeninas. Para tu bebe: Gorro, camiseta de algodón, pañales, toallitas humedas, jerseys, chupon, toallas suaves, baberos, aceite corporal, jabón, shampoo y pomada para que no se produzcan rozaduras.

1 Comment on "Consejos que te recomendamos tomar en cuenta en el embarazo"

  1. Very interesting comments. Especially for those who never had a baby before.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Leave a comment

Your email address will not be published.


*