Los seguros y su participación en la transferencia de riesgos

Los seguros y su participación en la transferencia de riesgos

En el riesgo puro que se desea transferir para reducir las pérdidas económicas, es donde los seguros son de utilidad.

Se habla de un siniestro cuando el riesgo asegurado se hace realidad, en esto los seguros participan con el asegurado, para obtener el mejor resultado del seguro, en el correcto análisis, evaluación y reclamo a las compañías Aseguradoras.

Desde el punto de vista del seguro los riesgos se clasifican:

Derivados de la Naturaleza.

Como los fenómenos meteorológicos, las tormentas, huracanes, lluvias, etc. Ante los cuales se pueden tomar algunas medidas preventivas,

Ya que en su mayoría son predecibles y estacionarios.

Derivados del Hombre.

Como las guerras, derrames en mares y lagos, contaminación atmosférica, colisiones de vehículos, enfermedades, lesiones, muerte o supervivencia a edades mayores, ante los cuales pueden tomarse medidas ya que por ser propios del hombre, pueden ser predecibles.

Derivados de las leyes.

Como la responsabilidad civil propiedad física daños a terceros en propiedad ajena, en su persona, en sus bienes, en su moral,

En su integridad física, etc., ante los cuales debe pagarse el daño ocasionado so pena de sufrir hasta pérdida de la libertad.

Clasificación del riesgo por su origen.

Los riesgos por su origen y alcance se clasifican:

En su integridad física, etc., ante los cuales debe pagarse el daño ocasionado so pena de sufrir hasta pérdida de la libertad.

Catastrófico, tienen su origen en hechos o acontecimientos de carácter extraordinario que por su naturaleza anormal y elevada, por su intensidad y cuantía de los daños que de ellos pueda derivarse.

Por su valoración se clasifican en:

Objetivo, es aquel cuya composición, características y circunstancias pueden medirse de acuerdo a estadísticas.

Subjetivo, es aquel conjunto de circunstancias relativas al Asegurado, cuyas consecuencias difícilmente pueden ser medibles, por lo que es de compleja valoración para el Asegurado.

Por su tiempo y lugar:

Temporales, que se presentan en un tiempo determinado.

Geográficos, que se presentan en ciertas regiones del país.

Por el objeto sobre el que recae en:

Personal, que afecta a la integridad de la persona.

Profesional, aquel que tiene su origen en el ejercicio de una profesión o actividad y que puede afectar directa y corporalmente al trabajador que la realiza.

Patrimonial, aquel que implica una disminución (pérdida parcial) o pérdida total del patrimonio del Asegurado como consecuencia de un evento que puede afectarle.

Moral, el que deriva de la actividad y comportamiento de una persona.

Por su alternatividad:

Variables, aquellos cuyas características se alteran a lo largo del seguro (agravación del riesgo).

Constantes, aquellos cuyas características se mantienen inalterables a lo largo del seguro.

Por la consecuencia de los riesgos:

Materiales, cuando las propiedades, objetos, efectos personales, etc., se ven afectados en su constitución física.

Financieras, cuando al realizarse el riesgo las consecuencias se reflejan en las ganancias que tiene el individuo.

Legales, cuando se realiza una acción y eso ocasiona un daño que trae consigo una responsabilidad legal que es necesario afrontar.

Por la posibilidad de ser transferibles:

No transferible, aquellos que por su misma repercusión detenemos o decidimos correr por nuestra cuenta o porque su impacto puede ser soportado sin causar un mayor daño o desestabilización.

Transferible, aquellos que son cedidos a un tercero quien los asume.

Be the first to comment on "Los seguros y su participación en la transferencia de riesgos"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*