El seguro de intersocios

El seguro de intersocios
O Seguro de Socios:
A diferencia del Seguro de Técnicos y Dirigentes “Hombre Clave”, regulado y definido por la Ley del Impuesto Sobre la Renta, el seguro denominado “Intersocios” no se encuentra descrito dentro del ordenamiento legal citado.

Por otro lado, el objetivo fundamental de un seguro intersocios es evitar la disolución de una sociedad por la liquidación de capital correspondiente a acciones o inversiones que cada socio pueda mantener en la sociedad, y que al morir, sea reclamado por sus herederos legales.

Procedimiento recomendado
En ese sentido, el procedimiento recomendado implica los siguientes pasos:
1. Determinar el importe del capital que cada uno de los socios tiene invertido en la sociedad.
2. Contratar un seguro por una suma asegurada equivalente al importe de capital invertido y cuyo beneficiario es la sociedad (número de socios que lo componen).
3. Protocolizar mediante escritura pública la inscripción de los contratos como parte del capital a usufructuar, determinando que a la muerte del socio, el importe de las acciones invertidas en la sociedad serán liquidadas a sus herederos legales mediante la disposición de la suma asegurada de la póliza. Con ello, las acciones quedan en manos de la sociedad y los herederos reciben la liquidación de éstas mediante el pago de la suma asegurada.
Su no deducibilidad
El no estar descrito en la Ley del Impuesto Sobre la Renta es una de las causas por las que este seguro no es deducible de impuestos para la sociedad, aunque pudiera inscribirse en las condiciones de deducibilidad para la persona física de conformidad con lo señalado por el artículo 136 que señala:
“En caso de las personas físicas, es indispensable que los conceptos a deducir sean fundamentales para obtener ingresos.”
Descapitalización de las sociedades
El descapitalizar una sociedad con motivo de disposición del capital por parte de los herederos del socio fallecido, puede implicar la ausencia del insumo principal para obtener ingresos. En ese sentido, el seguro pudiera concebirse como deducible para la persona física.

No acumulable a ingresos
Asimismo, la suma asegurada no se acumula a los ingresos ya que el artículo 77 establece que:
“No se pagará el Impuesto Sobre la Renta por la obtención de las cantidades que paguen las instituciones de Seguros a los Asegurados y por beneficiarios cuando ocurre el riesgo amparado por las pólizas contratadas, por dividendos, intereses o por terminación de contrato o por valor de rescate que se entreguen a quien contrató el Seguro o a sus beneficiarios en caso de fallecimiento del Asegurado siempre que no se trate de Seguros relacionados con bienes de activo fijo.

En caso de que el trabajador haya pagado parte de la prima del contrato de Seguro, sólo se pagará impuesto sobre la parte de los dividendos, intereses o las cantidades derivadas de rescates o vencimientos que no correspondan a la prima pagada por el trabajador”.

Participación del contador
No obstante, es importante recordar que la habilidad del contador de una sociedad o del despacho contable responsable de llevarla, es quien determina en un momento dado, la posibilidad de contratarla y hacerla deducible.

El seguro intersocios tiene también un campo muy extenso. Basta con revisar la cantidad de negocios y empresas abiertas por la sociedad de dos o más personas que aportan capital y trabajo para desarrollarla.

Lamentablemente, en algunos casos las sociedades se disuelven porque a la muerte de uno de los socios, el capital que éste tenía invertido en la sociedad es reclamado por sus herederos descapitalizando la empresa y empujando a su desaparición.

En ocasiones, los socios sobrevivientes deben recurrir a créditos o algún tipo de financiamiento que les permita comprar la parte del socio fallecido a sus herederos, lo que trae una situación de deuda en la sociedad y en ocasiones termina por ahogarla.

Objetivo de una sociedad de permanecer y crecer
Si tan solo se previera que una sociedad lleva por objetivo permanecer y crecer, la mayoría de ellas se preocuparían por invertir en contratos de Seguros que permiten contar con la liquidez necesaria en esos casos. A pesar de ello, el agente de seguros puede ser la diferencia entre una sociedad que nazca para permanecer y crecer y otra que desaparezca.
En la práctica se pueden encontrar muchos ejemplos del daño que puede causar el fallecimiento de un socio, especialmente en construcciones paradas por la muerte de un socio, que son muy visibles.

Be the first to comment on "El seguro de intersocios"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*