El seguro de vida

El seguro de vida que puede ser individual, mancomunado (esposo y esposa), colectivo o de grupo. Protege económicamente por la pérdida de la vida a los beneficiarios y tiene otras coberturas por perdidas orgánicas. Invalidez, gastos funerarios, muerte accidental, enfermedades catastróficas y también el retiro o jubilación.

Los riesgos comunes inherentes a las personas son básicamente dos:

  1. Fallecimiento prematuro: es decir que la muerte de la persona se presente en el momento en que nadie lo espera, ya que su capacidad productiva, intelectual y física aún le permitirían desarrollar un trabajo que produjera ingresos.

  2. Supervivencia en etapas improductivas: es decir que la muerte no se presenta aun cuando las capacidades intelectuales, físicas y productivas de la persona se hayan reducido a niveles que le impidan desarrollar un trabajo que pueda producirle ingresos.

La muerte prematura y la supervivencia en etapas improductivas son esencialmente los riesgos básicos que las personas tienen y que pueden ser traspasados, ya que el retenerlos puede causar desajustes económicos severos a la persona o la familia.

El seguro de vida es un instrumento financiero que conforma un capital al momento de suscribir el contrato. No requiere de tiempo como el ahorro, ni de suerte como los juegos de azar, ni de sucesiones como las herencias.

Be the first to comment on "El seguro de vida"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*